martes, 1 de noviembre de 2011

Sueño de divan con zoologico incluido

Como si la imposibilidad subjetiva de poder borrar de su mente lo que ese lunes muy lunes le había deparado en cuestiones laborales no alcanzara, se sentó a ver Godoy Cruz - San Lorenzo. Parecía tener ansias masoquistas de un faquir de 114 kilos sin ropa.
Llegó el momento de dejar caer los parpados y sumergirse en el absurdo de la condensación, absurdo que si uno tiene en cuenta lo ocurrido durante el día, en lo único en que se diferencian es en la miopía a las horas de la luz que posibilita toda visión.
Estaba en el zoológico de Cutini comprando garrapiñadas para endulzar la gola y unos maníes como para hacerle “el avioncito”, cual cuchara sopera, al elefante que con su trompa, barría las manos de los demás visitantes a las tierras cercanas al complejo de las aves metálicas y a combustible.
Se rió con ganas de los monos y su excitación tan de niño con juguete nuevo. Vio a un hipopótamo y quiso preguntarle que había sido de la época de Pumper Nic. No quiso acercarse a la jaula de los tigres por temerle a las bengalas y compró una manzana bañada de azúcar y con nieve de maíz explotado.
Camino hasta donde estaba la jirafa y en su afán de acariciarla cayó dentro de su marcado territorio y vio como la gente inmutable seguía conversando sobre las propiedades de un cuello tan grande y de un ropaje tan particular, aduciendo que estaba fuera de moda.
No pudo salir hasta que llegó Cutini, que le preguntó cómo había llegado hasta ahí. Dudó y cuando estaba por contestarle, abruptamente se reincorporó en su cama quitándose la almohada de la cabeza.
Hay quienes interpretan los sueños, otros sin embargo, saben que no hay nada peor, que un lunes muy lunes y, que así como cuando éramos niños las de terror eran las que nos provocaban las pesadillas, ver a San Lorenzo puede lograr que uno sueñe con una charla con un hipopótamo que ha cambiado de trabajo…y vos para cuando?

2 comentarios:

Julián dijo...

Yo hace poco soñe que Gwyneth Paltrow me tiraba onda, y yo la rechazaba. Debo haber soñado eso porque en realidad no me gustan las rubias...

Che Federico, en dónde puedo conseguir tu libro?

Abrazos amigo!

Federico dijo...

Hola Julian, che gracias por seguir el blog...sos la excepción(?)...ni mi mujer lo mira!

Por otro lado, si queres el libro, cosa que me pone super contento y orgulloso (recontra ?), te paso la data de las chicas que lo editan asi arreglas para que llegue a tus manos semejante viaje mal escrito pero simpatico!

Mail: ladoblege@gmail.com

Blog: ladoblege@gmail.com

Nuevamente muchas gracias!!!